Arxiu de la categoria: CASTELLANO

¿Cómo puedes ayudar a la biodiversidad de las ciudades?

Los pueblos y ciudades se han ido volviendo cada vez más en lugares hostiles para la biodiversidad. Afortunadamente, hace unos años que hay un interés cada vez mayor para hacer las ciudades más amigables para la fauna y flora autóctonas. ¡Descubre qué puedes hacer tú para la biodiversidad urbana! 

¿CÓMO PUEDES AYUDAR A LA BIODIVERSIDAD DE LAS CIUDADES?

Según SEO BirdLife, el 10% de las especies de aves que viven en España se albergan en entornos urbanos. De hecho, algunas de ellas, como el gorrión, dependen de la presencia humana. A pesar de eso, estas especies están en declive.

También aseguran que las aves urbanas de España han sufrido una disminución superior al 18% en los últimos 20 años. Para el caso de la golondrina común (Hirundo rustica), la pérdida asciende hasta el 44% de sus individuos.

promocionar biodiversidad urbana, biodiversidad urbana, golondrina común, hirundo rustica, biodiversidad ciudades, fauna ciudades
La golondrina común (Hirundo rustica) ha perdido el 44% de su población urbana (Foto: Ferran Pestaña, Creative Commons).

BENEFICIOS DE LA BIODIVERSIDAD URBANA PARA EL SER HUMANO

Que haya biodiversidad en las ciudades es positivo para los seres humanos, más allá de la función ornamental, ya que ésta ofrece un conjunto de servicios muy importantes que mejoran nuestra calidad de vida. De hecho, la OMS recomienda que en las ciudades haya entre 10 y 15 m2 de superficie verde por cada habitante y que los habitantes tengan un espacio verde a menos de 300 m de su casa.

Además de los beneficios que la naturaleza tiene para la salud y bienestar humanos, los espacios verdes amortiguan la temperatura (importante para reducir el efecto de las islas de calor), purifican el aire y fijan el CO2. También es la responsable de la polinización de cultivos y, en general, de aumentar la resiliencia del entorno.

health benefits of nature, promocionar biodiversidad urbana, biodiversidad urbana, golondrina común, hirundo rustica, biodiversidad ciudades, fauna ciudades
La naturaleza tiene un efecto positivo para la salud y bienestar humano.

¿QUÉ DEBEMOS HACER PARA LA BIODIVERSIDAD URBANA?

A grandes rasgos, para ayudar a la biodiversidad de las urbes, debemos:

  • Proporcionar suficiente verde urbano en las ciudades y que esté distribuido por toda su área.
  • Tener espacios verdes urbanos conectados entre ellos y con el entorno natural.
  • Generar diversidad de hábitats.
  • No plantar especies invasoras.
  • No usar tratamientos químicos.
  • Si las zonas verdes están iluminadas, que no sea molesto para la fauna.

Debemos tener en consideración que, si tenemos gatos en casa, deberemos de plantearnos si vale la pena hacer alguna de las actuaciones que plantearemos, ya que nuestros amigos felinos son grandes depredadores y, más que ayudar a la fauna, podríamos estar perjudicándole.

PLANTAR ÁRBOLES, ARBUSTOS Y FLORES QUE FAVOREZCAN LA BIODIVERSIDAD

Evidentemente, si plantamos árboles o arbustos autóctonos estaremos favoreciendo la biodiversidad de nuestra ciudad. Si no cumplimos este primer punto y plantamos exóticas invasoras estaremos poniendo en entredicho el futuro de nuestra zona. De todas formas, a este hecho hay que sumarle otras consideraciones.

Los árboles o arbustos que produzcan frutos carnosos, como el olivo (Olea europea), el madroño (Arbutus unedo) o el lentisco (Pistacia lentiscus), podrán sustentar una parte de la dieta de algunos animales. El olivo, además, genera agujeros, que podrán servir de nido para algunas aves. Si buscamos especies que tengan frutos en invierno, cuando las condiciones son más difíciles debido a la reducción del alimento, también será de gran ayuda.

promocionar biodiversidad urbana, biodiversidad urbana, biodiversidad ciudades, fauna ciudades, madroño, arbutus unedo
Los árboles con frutos carnosos propiciaran la presencia de alimento para muchos animales (Foto: Creative Commons).

Los árboles de madera blanda, como el chopo (Populus), permitirán que algunas aves, como el pito ibérico (Picus sharpei), hagan agujeros en su tronco, lo que propiciará que al abandonar el nido se puedan instalar otras especies. También podemos dejar árboles muertos secos en pie para que el pito ibérico haga su nido.

Combinar árboles de hoja caduca y perenne permitirá que, a lo largo de todo el año, haya algún refugio para la fauna.

En cuanto a las plantas, es muy recomendable plantar aromáticas autóctonas, estas van a atraer a gran cantidad de insectos polinizadores. En la zona mediterránea, puedes optar por el romero (Rosmarinus officinalis), la lavanda (Lavandula stoechas), la ajedrea (Satureja montana), el tomillo (Thymus vulgaris), la salvia (Salvia officinalis), la albahaca (Ocimum basilicum)…

promocionar biodiversidad urbana, biodiversidad urbana, biodiversidad ciudades, fauna ciudades, lavanda, lavandula stoechas, plantas aromáticas
Las plantas aromáticas van a favorecer la presencia de polinizadores (Foto: Kurt Stüber, Creative Commons).

INSTALA CAJAS NIDO 

Si en las ciudades (y en las zonas naturales) hubiera árboles viejos, no haría falta instalar cajas nido. El motivo es que los árboles viejos tienen agujeros, en los cuales hacen el nido los carboneros, los herrerillos, las lechuzas, etc. Pero no sólo puedes instalar cajas nido para aves, también las puedes hacer para murciélagos, que son eficaces devoradores de mosquitos.

promocionar biodiversidad urbana, biodiversidad urbana, biodiversidad ciudades, fauna ciudades, caja nido, herrerillo comun, Cyanistes caeruleus
Instalar cajas nido va a propiciar la presencia de algunas aves, como el herrerillo común (Cyanistes caeruleus) (Foto: Creative Commons)

Por otro lado, hay animales que utilizan los edificios para criar, como el halcón peregrino (Falco peregrinus), los cernícalos, el cuervo (Corvus corax), el vencejo común (Apus apus)​, la salamanquesa común (Tarentola mauritanica), etc.

En general, en la península Ibérica hay unas 40 especies de aves y una docena de mamíferos que pueden utilizar cajas nido para criar y descansar.

En esta guía de Grup Ecologista Xoriguer y VOLCAM Voluntariado Ambiental encontrarás información sobre cómo construir una caja nido tu mismo/a y algunos otros consejos. ¿Te animas?

CONSTRUYE UN HOTEL DE INSECTOS U OTRAS ESTRUCTURAS PARA LA FAUNA

Un hotel de insectos es una construcción con una estructura de madera que está llena de materiales diversos, como caña natural, piedras, tejas, ladrillos, piñas, madera perforada o paja, los cuales sirven de lugar de escondite, reposo y cría para diversas especies de insectos.

Aunque se pueden comprar ya hechos, nosotros te recomendamos que lo hagas tu mismo con un poco de imaginación. Recopila estos materiales y unos 6-7 palets de madera y empieza a construir un nuevo hogar para abejas solitarias (las solitarias no son agresivas, a diferencia de las coloniales), mariquitas (se comerán el pulgón que tengas en tu jardín o huerto), crisopas, sírfidos…

promocionar biodiversidad urbana, biodiversidad urbana, biodiversidad ciudades, fauna ciudades, hotel insectos, hotel insectos palets
Hotel de insectos hecho con palets (Foto: autor desconocido)

La construcción de espirales de piedra seca con plantas aromáticas también van a favorecer la presencia de fauna, sobre todo de reptiles.

En un rincón de tu jardín, puedes dejar una pila de troncos en forma de pirámide. Verás que en un tiempo estará colonizada por musgos, hongos, insectos xilófagos, lagartijas ibéricas (Podarcis hispanicus), salamanquesas comunes…

TAREAS DE MANTENIMIENTO DE LA VEGETACIÓN

Todo ésto no tiene sentido sin un mantenimiento sostenible de la infraestructura verde. ¿De qué nos sirve plantar árboles con frutos carnosos si luego los podamos en plena fructificación?

Ahí van algunos consejos:

  • No podes en la época en que los árboles están en fruto, concéntralas durante el invierno.
  • Evita podar todos los árboles y arbustos el mismo año.
  • Disminuye el número de podas y pide que éstas sean menos drásticas. Así habrá estructuras que podrán sustentar a nidos de tamaño grande.
  • No retires todas las hojas del suelo, puesto que la hojarasca permite el desarrollo de la fauna invertebrada e incorpora materia orgánica al suelo.
  • No utilices pesticidas ni fitosanitarios químicos. En caso de tener una plaga, utiliza sistemas de lucha biológica contra estas.

PIDE A TU ADMINISTRACIÓN LOCAL QUE SE SUME A LA PROMOCIÓN DE LA BIODIVERSIDAD URBANA

Algunos de estos consejos te serán fáciles de implantar, otros lo serán menos. Además de aplicarlo en tu propia casa, exige a tu administración local que aplique estos principios. ¡Entre todos haremos unos pueblos y ciudades más sostenibles en las que la biodiversidad también pueda vivir!

Además de los puntos ya comentados, las administraciones locales pueden hacer algunas otras tareas que son de su competencia:

  • Naturalizar las laminas de agua. ¿Y si en lugar de tener estanques con el agua cristalina aprovecháramos estos puntos para favorecer la presencia de anfibios, reptiles y vegetación acuática?
  • Cambiar los céspedes por prados naturales. ¿Y si en lugar de tener granes extensiones de césped verde, típicos del norte de Europa (donde el agua es abundante), tuviéramos espacios con diferentes especies de flores autóctonas que atrajeran a gran cantidad de polinizadores y aves? Algunas aves, como el buitrón (Cisticola juncidis) o la trabilla europea (Saxicola rubicola), hacen los nidos en medio de prados.
  • Reducir las siegas de los céspedes (mejor hacerlas a finales de invierno) y hacer siega diferencial. ¿Y si en lugar de segar por completo el césped lo hiciéramos de forma irregular para permitir el crecimiento de vegetación espontanea que atrajera a los invertebrados?
  • Plantar en los alcorques de los árboles. ¿Y si en lugar de tener alcorques llenos de excrementos de perro los tuviéramos llenos de flores que atraigan los insectos que controlasen las plagas del árbol que hay plantado en él?

El Ayuntamiento de Barcelona ha elaborado una completa guía para aplicar buenas prácticas de jardinería para conservar y mejorar la biodiversidad.

¿Te hemos animado a aplicar alguna de las medidas que presentamos? Cuéntanos qué estás haciendo tu para ayudar a la biodiversidad urbana en los comentarios de este artículo.

(Foto de portada: Kevin Cole, Creative Commons)

Anuncis

Los insectos sienten a través de las antenas

Los insectos perciben su entorno a través de distintos órganos; entre ellos, las antenas. Las hay de distintas formas y tamaños, y cada grupo presenta unos determinados modelos (algunos con formas realmente sorprendentes). Os invitamos a conocer su origen, funciones y diversidad a través de este artículo.

El origen de las antenas

Las antenas son apéndices pares con función sensorial situados en la parte anterior del cuerpo de los artrópodos. A excepción de los quelicerados (arañas, escorpiones…) y los proturos (grupo dentro de los hexápodos no-insectos), todos los artrópodos, ya sean crustáceos, hexápodos (dipluros, colémbolos e insectos), miriápodos (ciempiés, milpiés) y los extintos trilobites, presentan antenas en su fase adulta.

En los crustáceos, las antenas aparecen en los dos primeros segmentos de la cabeza: un primer par, conocidas como antenas primarias o anténulas, y un segundo par más largas conocidas como antenas secundarias o simplemente antenas. Por lo general, las antenas secundarias son birramias (se dividen en dos ramas principales), aunque algunos grupos de crustáceos han sufrido modificaciones y las presentan uniramias (una sola rama) o reducidas.

Tipos de antenas en los crustáceos. Imagen extraída de Wikipedia (link).

En cambio, el resto de artrópodos tan sólo presenta un par de antenas unirramias. Los hexápodos (como los insectos), los cuales estarían muy emparentados con los crustáceos formando el grupo de los pancrustáceos según apoyan diversos estudios moleculares, sólo habrían conservado el par secundario de antenas propio de los crustáceos.

Según algunos autores, las antenas son verdaderos apéndices; es decir, se formarían durante el desarrollo embrionario a partir de un segmento corporal igual que lo hacen las patas. Sin embargo, este segmento situado en la cabeza habría evolucionado hasta quedar reducido y desplazado, siendo ahora indetectable. Además, y de igual manera que las patas, las antenas también pueden regenerase.

¿Cómo sienten los insectos a través de las antenas?

Y bien, ¿qué quiere decir exactamente este título?

Microscópicamente, las antenas están cubiertas de pequeños pelos que reciben el nombre de sensilas y que nada tienen que ver con el pelo de los mamíferos, pues se componen de quitina (y no de queratina) igual que el resto del cuerpo del insecto.

Imagen de arriba: antena bajo microscopio electrónico. Imagen de abajo: detalle de los diferentes tipos de sensilas. Ambas imágenes extraídas de cronodon.com.

Aunque a simple vista puedan parecer idénticas, existen diferentes tipos de sensilas: las quimioreceptoras presentan un canal en su interior a través del cual captan distintas moléculas que se encuentran en el ambiente (olor, sabor, e incluso feromonas), mientras que las mecanoreceptoras son retráctiles y se hunden al menor contacto o roce (chocar con un obstáculo, viento, etc.) o al cambiar de posición respecto al suelo (en este caso, reciben el nombre de propioceptores).

Es decir, los insectos saborean, huelen, sienten el tacto y se comunican en parte a través de las antenas, lo que les permite recabar información acerca de fuentes de alimento, parejas potenciales (feromonas), enemigos, sustancias peligrosas (por ejemplo, una planta tóxica), lugares donde anidar o rutas migratorias (como en el caso de la mariposa monarca, la cual obtiene mucha información sobre la ruta a seguir a través de las antenas). Otros órganos, como las patas, los palpos e incluso a veces el ovopositor (órgano para depositar los huevos), también contienen células sensoriales.

En el interior y en la base de estas sensilas, existen neuronas sensoriales que conectan con el cerebro; concretamente, una parte conocida como deutocerebro. En el caso de las sensilas quimioreceptoras, las moléculas se unen a unos receptores específicos que envían señales nerviosas a través de estas neuronas al centro cerebral encargado de procesar esta información: el lóbulo antenal. Este lóbulo sería similar al bulbo olfatorio de los vertebrados.

Tipos de antenas en los hexápodos

A excepción de los proturos, que no presentan antenas, los dipluros, los colémbolos y los insectos (hexápodos) desarrollan diferentes tipos de antenas. Éstas se dividen en dos grupos:

  • Antenas de tipo segmentado: colémbolos y dipluros. Cada segmento de la antena presenta un juego muscular que lo mueve de forma independiente.
  • Antenas de tipo anillado o flagelado: insectos. Únicamente el primer segmento situado en la base en unión con la cabeza (el escapo) presenta musculatura propia, por lo que el movimiento de toda la antena depende completamente de esta pieza.

Partes de las antenas en los insectos

Los tres elementos básicos que forman las antenas de los insectos son:

Antena de una avispa inquilina del género Synergus (Hymenoptera). Imagen de Irene Lobato.

1) Escapo: segmento basal que articula con la cabeza y el único con musculatura propia. El espacio situado en la cabeza donde se ancla el escapo recibe el nombre de torulus.

2) Pedicelo: segundo segmento antenal después del escapo. Este segmento es de vital importancia en los insectos dado que en su interior se localiza el órgano de Johnston, un conjunto de células sensoriales. Este órgano está ausente en los hexápodos no-insectos (colémbolos, dipluros).

3) Flagelo: conjunto del resto de segmentos que forman la antena, y que individualmente reciben el nombre de flagelómeros. Dichos flagelómeros están conectados por membranas que permiten su movimiento a pesar de no tener musculatura propia.

¡Mil y una formas de antenas!

A partir de este patrón base (escapo + pedicelo + flagelo), cada grupo de insectos ha desarrollado una o más formas de antenas en función de su forma de vida:

  • Aristadas

Son antenas muy reducidas en forma de saco y una cerca o arista plumosa que nace de su segmento terminal.

Ejemplo: modelo muy extendido entre las moscas (Diptera).

Izquierda: imagen de M. A. Broussard, CC 4.0; derecha: imagen de una mosca de la familia Sarcophagidae de JJ Harrison, CC 1.0.
  • Aserradas

Cada segmento presenta un lateral anguloso o puntiagudo que da a la antena un aspecto de sierra.

Ejemplo: algunos escarabajos (Coleoptera).

Izquierda: imagen de M. A. Broussard, CC 4.0; derecha: imagen de un escarabajo de la familia Chrysomelidae de John Flannery, CC 2.0.
  • Capitadas

Las antenas capitadas se ensanchan abruptamente en su extremo.

Ejemplo: mariposas (Lepidoptera), algunos escarabajos (Coleoptera).

Izquierda: imagen de M. A. Broussard, CC 4.0; centro: imagen de un escarabajo de la especie Platysoma moluccanum de Udo Schmidt, CC 2.0; izquierda: mariposa, dominio público.
  • Claviformes

A diferencia de las anteriores, las antenas claviformes se hacen progresivamente más gruesas en su extremo.

Ejemplo: polillas (Lepidoptera), escarabajos enterradores (coleópteros carroñeros de la familia Silphidae).

Izquierda: imagen de M. A. Broussard, CC 4.0; derecha: escarabajo de la especie Thanatophilus sinuatus (Silphidae) de Wim Rubers, CC 3.0.
  • Estiladas

Similar a las antenas filiformes (ver más abajo), pero con la diferencia que los segmentos terminales se estrechan repentinamente en forma de hilo fino y puntiagudo (el “estilo”), pudiendo presentar setas (pelos) o no.

Ejemplo: moscas braquíceras (Diptera).

Izquierda: imagen de M. A. Broussard, CC 4.0; derecha: imagen de un díptero braquícero de la familia Asilidae de Opoterser, CC 3.0.
  • Filiformes

Es la forma más simple de antenas: alargadas, delgadas y con segmentos de tamaño y forma prácticamente idénticos.

Ejemplo: cucarachas (Blattodea), saltamontes y grillos (Orthoptera), escarabajos longicornes (Cerambycidae, Coleoptera), chinches (Heteroptera).

Izquierda: imagen de M. A. Broussard, CC 4.0; derecha: cucaracha de la especie Periplaneta americana de Gary Alpert, CC 3.0.
  • Flabeladas

De aspecto similar a las antenas pectinadas y a las lameladas (ver más adelante), pero con la diferencia de que las proyecciones laterales de los segmentos son mucho más finas y aplanadas, con un aspecto similar a un abanico de papel y ocupan toda la antena (no sólo los últimos segmentos como en las lameladas). Los machos presentan este tipo de antenas para aumentar la superficie que capta feromonas.

Ejemplo: escarabajos (Coleoptera), avispas (Hymenoptera) y polillas (Lepidoptera).

Macho de escarabajo del género Rhipicera. Imagen de Jean and Fred, CC 2.0.
  • Geniculadas

Presentan una doblez o articulación, hecho que da a la antena un aspecto de articulación de rodilla. El primer segmento antenal (escapo) suele estar antes de la articulación, tras la cual vendrían el resto de segmentos que, en este caso, reciben en conjunto el nombre de funículo.

Ejemplo: algunas abejas y avispas, muy marcado en parasitoides (Hymenoptera), escarabajos curculiónidos (Curculionidae, Coleoptera).

Izquierda: imagen de M. A. Broussard, CC 4.0; derecha: imagen de una avispa parasitoide de la especie Trissolcus mitsukurii, dominio público.
  • Lameladas

Los segmentos terminales se alargan hacia uno de los laterales formando unas proyecciones aplanadas que encajan unas con otras, lo que da a estas antenas un aspecto de abanico.

Ejemplo: escarabajos de la familia Scarabaeidae (Coleoptera).

Izquierda: imagen de M. A. Broussard, CC 4.0; derecha: imagen de un coleóptero de la familia Scarabeidae de dominio público.
  • Moniliformes

A diferencia de las antenas filiformes, los segmentos antenales son más o menos redondos y de tamaño similar, lo que da a la antena un aspecto de collar de perlas.

Ejemplo: termitas (Isoptera), algunos escarabajos (Coleoptera).

Izquierda: imagen de M. A. Broussard, CC 4.0; derecha: imagen de una termita de Sanjay Acharya, CC 4.0.
  • Pectinadas

Los segmentos son alargados en un lateral, dando a la antena un aspecto de peine.

Ejemplo: sínfitos o moscas portasierra (Hymenoptera), avispas parasitoides (Hymenoptera), algunos escarabajos (Coleoptera).

Izquierda: imagen de M. A. Broussard, CC 4.0; derecha: imagen de un coleóptero de la familia Lycidae de John Flannery, CC 2.0.
  • Plumosas

Como su nombre indica, estas antenas parecen plumas, puesto que sus segmentos presentan ramificaciones finas. Al aumentar la superficie antenal, aumenta la capacidad para detectar moléculas en suspensión, como es el caso de las feromonas.

Ejemplo: machos de mosquito (Diptera) y de polilla (Lepidoptera).

Izquierda: imagen de M. A. Broussard, CC 4.0; derecha: macho de una polilla del género Polyphemus de Megan McCarty, CC 3.0.
  • Setiformes

Estas antenas tienen forma de cerda, siendo alargadas y más estrechas hacia su extremo. Similares a las filiformes, pero más finas.

Ejemplo: efemerópteros (Ephemeroptera), libélulas y caballitos del diablo (Odonata).

Izquierda: imagen de M. A. Broussard, CC 4.0; derecha: imagen de una libélula, dominio público.

Puedes leer más sobre ellas en este y este enlace, o ver la galería de fotografías de antenas de John Flannery.

Imagen de portada de Jean and Fred, CC 2.0.

.         .         .

Si conoces más tipos de antenas o alguna curiosidad acerca de sus funciones, ¡no dudes en dejar un comentario!

¿Cuántas especies viven en la Tierra?

El día 22 de mayo se celebra a nivel mundial el Día Internacional de la Diversidad Biológica, o dicho de otra forma, el de la Biodiversidad, para conmemorar la aprobación del Convenio de la Diversidad Biológica. ¿Sabías que sólo conocemos el 15% de toda la biodiversidad del planeta? ¡Descubre más!

¿CUÁNTAS ESPECIES VIVEN EN LA TIERRA?

Antes de responder a esta pregunta, es importante entender el concepto de biodiversidad o diversidad biológica.

¿QUÉ ES LA BIODIVERSIDAD?

La biodiversidad es el conjunto de seres vivos sobre la Tierra y los patrones naturales que conforma, es decir, el conjunto de plantas, animales y microorganismos existentes. Dicha biodiversidad debe de entenderse dentro de cada especie, entre las especies y de los ecosistemas.

biodiversidad, especies, animales, plantas, seres vivos

EL CONVENIO DE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA

El Convenio de la Diversidad Biológica, que se aprovó en 1992 y que cuenta con la ratificación de 193 países hasta la fecha, tiene tres objetivos principales: la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos, con el fin de promover medidas para un futuro sostenible.

Los Gobiernos de los países adheridos se reúnen cada dos años con el fin de examinar el progreso, fijar las prioridades y adoptar planes de trabajo.

Según el Convenio, las especies, recursos genéticos y ecosistemas deberían de usarse en beneficio del ser humano, pero sin que esto suponga una reducción de la biodiversidad. Además aplica el principio de precaución, es decir, que cuando no haya evidencias científicas suficientes para demostrar la reducción o pérdida de biodiversidad no deberá utilizarse como motivo para aplazar la adopción de medidas para hacerle frente. Así pues, es un instrumento que promueve el desarrollo sostenible.

ESPECIES DE LA TIERRA

Hasta la fecha, se han identificado y descrito un total de 1,3 millones de especies, pero lo cierto es que en la Tierra viven muchas más. El censo más preciso, realizado por la Universidad de Hawaii, calcula que en el planeta viven un total de 8,7 millones de especies.

Si tomamos esta cifra como buena, significa que hemos descrito sólo el 15% de todos los organismos que viven en la Tierra. Para ser más precisos, nos quedan el 86% de las especies terrestres por describir y el 91% de las marinas.

Por poner un ejemplo de lo lejos que estamos de conocer todas las especies, el año pasado se identificó una nueva especie de primate: el orangután de Tapanuli (Pongo tapanuliensis), que vive en la isla de Sumatra (Indonesia).

biodiversidad, diversidad biológica, tapanuli organgutan, orangutan sumatra, especies
Sólo conocemos el 15% de todas las especies de la Tierra (Foto: National Geographic)

A pesar de estas cifras, el baile de números es importante y las diferentes investigaciones realizadas dan valores distintos, llegando al punto que algunas apuntan que habría 100 millones de especies.

Lo que está claro es que nos queda mucho camino por recorrer hasta tener un catálogo completo de especies. Lo peor de todo es que muchas de estas especies sin identificar se están extinguiendo antes de que las descubramos.

CLASIFICACIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE LAS ESPECIES

Aquí no queremos hablar de la manera como se clasifican las especies, como ya hicimos en este artículo sobre clasificación y filogenia. Aquí queremos ver como se distribuyen las especies en los diferentes grupos de seres vivos.

Si tomamos el sistema de clasificación de Margulis y Schwartz de organización de los seres vivos en cinco reinos, según Llorente-Bousquets, J y S. Ocegueda (2008), ésta es la distribución de las especies conocidas del planeta:

especies conocidas planeta tierra, biodiversidad, especies, planeta tierra
Distribución de las especies conocidas del planeta Tierra (Fuente propia)

El grupo predominante es el de los animales, representando el 76% de todas las especies conocidas. Dentro de los animales, los artrópodos son el grupo con más especies, con cerca de 1,2 millones de especies (siendo 1 millón de las especies insectos), lo que representa el 86% del total de animales conocidos. Nuestro grupo, el de los cordados, queda a años luz de esta cifra, pues está formado por unas 61.000 especies (el 4% de las especies), siendo superado por el de los moluscos, con unas 85.000 especies.

artropodos, insectos, animales, biodiversidad, especies, planeta tierra
Los artrópodos son el mayor grupo de animales, con más de un millón de especies (Foto: Pixabay, Creative Commons).

Las plantas representan el 17% de las especies estudiadas, con unas 292.000 especies aproximadamente. Estas incluyen diferentes grandes grupos: las angiospermas (87% de las especies), las gimnospermas (0,3%), los helechos (4,3%) y los briófitos (9%).

¿QUÉ CAUSA LA EXTINCIÓN DE ESPECIES?

Las actividades humanas causan una disminución de las especies debido a que no se aplican siempre los principios de desarrollo sostenible. Entre estas actividades cabe destacar las siguientes:

  • Alteración y destrucción de ecosistemas. La destrucción de la selva tropical es un ejemplo. En muchas zonas tropicales, como el sureste asiático, se arrasa con grandes extensiones de selva para plantar la palma, de la cual se extrae el famoso aceite de palma. Esto pone en peligro una elevada cantidad de especies, entre las cuales hay los orangutanes. ¡Evita los productos con aceite de palma para evitar esta situación! Otro ejemplo es la fragmentación de los ríos debido a la construcción de grandes presas, lo que impide a peces como el salmón, la anguila o la lamprea a desplazarse libremente entre los ríos y el mar.
orangutan, aceite de palma, indonesia, sureste asiático, biodiversidad, amenazas biodiversidad
Orangután (Pongo sp.) víctima de la deforestación para la industria del aceite de palma. Foto: crédito desconocido
  • Prácticas agrícolas. El uso abusivo de pesticidas está causando la muerte masiva de abejas, insectos esenciales para la polinización y, por lo tanto, para la provisión de alimentos. Como hemos visto antes, la agricultura necesita de terreno y, cuando este no está disponible, se destruyen grandes extensiones.
  • Caza y explotación de animales. Hasta no hace muchos años, se producía la caza de animales que se creían perjudiciales para los ganados, la caza o el hombre, como es el caso del lobo ibérico. El comercio de especies exóticas, el coleccionismo o la captura de animales con propiedades supuestamente curativas también están amenazando a la biodiversidad.
lobo ibérico, biodiversidad, amenazas biodiversidad
Cadáveres de lobos aparecidos en Asturias. Diversas fuentes
  • Introducción de especies exóticas. Cuando una especie es introducida, voluntariamente o involuntariamente, en una zona de donde no es originaria se le llama especie exótica. Estas compiten por el espacio y recursos con las autóctonas, de manera que las especies locales se ven perjudicadas. Si, además, estas nuevas especies desplazan a las locales entonces tienen un comportamiento invasor. En Hawaii, la actividad humana y la introducción de nuevas especies como la rata ha causado la desaparición del 90% de las especies de aves autóctonas.
  • Cambio climático. El cambio climático es responsable de la alteración de los hábitats y de las condiciones en las que viven las especies. Causa blanqueamiento de coralesexpansión de las epidemias, causa cambios en la migración de las especies como las ballenas, aumenta el nivel del mar… y un largo etcétera.
blanqueamiento corales, biodiversidad, amenazas biodiversidad, cambio climático, cambio global
Blanqueamiento en Samoa Americana. La primera foto (antes) fue tomada en diciembre de 2014 y la segunda (despúes)e en febrero de 2015 (Foto: XL Catlin Seaview Survey).
  • Turismo. Cuando el turismo se lleva a cabo de forma no respetuosa con la biodiversidad o superando la capacidad de carga del ecosistema, ésta puede verse afectada. La solución pasa por el turismo sostenible.
  • Desconocimiento. El desconocimiento e ignorancia son el peor enemigo de la conservación. Por este motivo nació este blog, para concienciar a sus lectores de lo importante que es preservar la naturaleza.

¿Eres un/a amante de la naturaleza y la biodiversidad? ¡Comparte con nosotros las medidas que tomas para no ponerla en peligro!

¿Qué pasaría en un mundo sin abejas?

En los últimos años, la idea de un mundo sin abejas ha trascendido numerosas esferas sociales; así, lo que antes preocupaba únicamente a los científicos ha pasado a ocupar un puesto de relevancia entre los temas de actualidad. Tanto es así, que a finales de 2017 la Unión Europea decidió tomar cartas en el asunto a fin de evitar este trágico desenlace.

¿Por qué sería un problema que desaparecieran las abejas? ¿y cuáles son las medidas tomadas por la Unión Europea ante esta problemática?

Sobre el DDT y Rachel Carson

El uso de pesticidas ha formado parte de las prácticas agrícolas desde hace miles de años. Inicialmente, era común el uso de sustancias orgánicas e inorgánicas sin adulterar, como los compuestos de sulfuros, mercurio o arsénico. Sin embargo, su elevada toxicidad los llevó al desuso. A mediados del siglo XX, concretamente en la década de 1950, se disparó la aplicación de pesticidas sintéticos, siendo el DDT la máxima expresión del uso indiscriminado de un insecticida hasta la fecha. Dada su acción generalista y su supuesta baja toxicidad directa en plantas y mamíferos, era usado en todo tipo de ámbitos: para eliminar los insectos en el hogar, fumigar jardines o controlar plagas agrícolas.

Arriba, portada de un folleto sobre el DDT publicado en 1947 por el Departamento de Agricultura de EUA (fuente). Abajo, niños en una piscina rociados con DDT como estrategia para combatir la polio, la cual se creía que era transmitida por un mosquito (fuente).

El DDT resultaba muy efectivo ante insectos vectores de enfermedades mortales como la malaria, la fiebre amarilla o el tifus, hecho que lo convirtió en otro miembro más de la familia.

El uso indiscriminado de este y otros pesticidas, sin embargo, empezó a generar problemas graves de salud en humanos y en el medio ambiente, ya que muchos de estos productos se bioacumulaban y contaminaban el suelo, las plantas y sus semillas, e impactaban finalmente en niveles superiores de las redes tróficas (mamíferos, aves, peces, etc.). El uso indiscriminado de pesticidas y sus terribles consecuencias fueron denunciados por Rachel Carson en su publicación “Silent Spring” (Primavera Silenciosa), distribuida en 1962.

Silent Spring, de Rachel Carson (fuente).

Desde Carson a los neonicotinoides

Desde que Rachel Carson denunciara el uso abusivo de pesticidas, el mundo ha presenciado el nacimiento de nuevas sustancias para combatir las plagas agrícolas. Desde entonces, el rumbo de las investigaciones ha sido obtener productos menos tóxicos y más selectivos a fin de minimizar los impactos sobre la salud humana y ambiental. ¿Podríamos decir que ha sido un éxito?

Sí…y no. Si bien su uso dejó de ser tan indiscriminado y se apostaba por el uso de productos más selectivos, aún había algunos frentes abiertos. Frentes que seguirían presentes hasta la actualidad.

Entre 1980 y 1990, las empresas Shell y Bayer empezaron a trabajar en la síntesis de un nuevo surtido de pesticidas para dar solución a las resistencias que los insectos habían generado a ciertas sustancias usadas hasta la fecha: los neonicotinoides. Los neonicotinoides son una familia de insecticidas con una estructura molecular similar a la nicotina que actúan directamente sobre el sistema nervioso central de los insectos, revolucionarios por su elevada especificad sobre estos organismos y su baja toxicidad en mamíferos y aves en comparación a sus predecesores más famosos (organoclorados, como el DDT, y carbamatos). El neonicotinoide más usado a nivel mundial es el imidacloprid, siendo además uno de los pesticidas más usados actualmente.

Sin embargo, más allá de hacerse famosos por su efectividad, los neonicotinoides empezaron a levantar polvareda por su supuesta relación con la desaparición de las abejas.

¿Cómo afectan estos pesticidas a las abejas?

Desde hace ya algunos años (aprox. 2006 en adelante) que los neonicotinoides están en el punto de mira de los científicos al tratarse de unos de los principales sospechosos de la desaparición de las abejas. Sin embargo, no ha sido hasta la actualidad que se ha reconocido algo que la comunidad científica llevaba denunciando desde hace años: que los neonicotinoides causan un impacto mayor del que se creía.

Abejas muertas delante de una colmena. Imagen de dominio público.

A diferencia de otros pesticidas que permanecen en la superficie de las plantas, diversos estudios afirman que los neonicotinoides son asimilados por sus tejidos, acumulándose en raíces, hojas, flores, polen y néctar; por otro lado, las semillas tratadas con estos productos liberan residuos en forma de polvo que se distribuyen por el aire y las plantas que derivan de éstas acumulan una mayor cantidad de pesticida (tal y como comenta Nature en esta publicación). Esto hace que las abejas (entre otros insectos polinizadores) estén expuestas a elevados niveles de residuos, tanto en los propios campos como en las zonas circundantes en las que se alimentan. Estos mismos estudios han revelado, aunque con menor respaldo, que estos productos pueden llegar a persistir y acumularse en el suelo, pudiendo afectar a futuras generaciones de cultivos.

Los efectos negativos sobre las abejas que se han asociado a los neonicotinoides son, entre otros:

  • Alteración del sistema inmune, menor capacidad para sobrevivir al invierno y menor capacidad reproductiva (tanto individual como colonial), afectando especialmente al éxito reproductivo en abejas solitarias (según este reciente estudio publicado en Science).
  • Posible alteración sobre los hábitos y las rutas de búsqueda de alimento (desorientación) tanto en abejas solitarias como coloniales, así como sobre la comunicación entre miembros de abejas coloniales.
  • Efectos negativos potenciados por interacción con otros pesticidas.
  • Contribución al CCD (Colony Collapse Disorder). Este fenómeno se caracteriza por la desaparición masiva de las abejas obreras de una colonia, las cuales dejan atrás a la reina junto con alimento, sus larvas y algunas abejas que cuidan de ellas. Este fenómeno ha sido registrado numerosas veces a lo largo de la historia, el último de los cuales en EUA en 2006, cuando una gran cantidad de colonias de abejas melíferas (Apis mellifera) empezaron a colapsar (hasta el 2013, se estima la pérdida de hasta 10 millones de colmenas, casi 2 veces más de lo que es considerado normal). El CCD es un fenómeno multifactorial, en el que la acción de los pesticidas sólo sería uno de tantos.

A los efectos negativos de los pesticidas se le unen el cambio climático (cambios en los regímenes hídricos y de temperatura), menor cantidad de alimento y los cambios en el uso del suelo.

¿Qué ocurriría si desaparecieran las abejas?

Las abejas coloniales son las más famosas entre las abejas; sin embargo, sólo suponen un modesto porcentaje dentro de la gran diversidad de abejas conocidas, muchas de las cuales son formas solitarias que construyen sus nidos en pequeñas cavidades. La importancia ecológica de las abejas solitarias es igual o mayor que la de las abejas melíferas y, sin embargo, el efecto que los neonicotinoides tienen sobre ellas está mucho menos estudiado. En conjunto, las abejas son de los organismos polinizadores más eficientes.

Abeja solitaria entrando en su nido. Imagen de dominio público.

Según este estudio realizado en territorio alemán y publicado en PLOS One a finales del 2017, gran parte de la diversidad y hasta un 75% de la biomasa de insectos voladores (incluyendo numerosos polinizadores) habría disminuido en las últimas tres décadas debido a la interacción de numerosos factores, valores que podrían extrapolarse a casi todo el mundo.

¿Qué pasaría si las abejas, tanto coloniales como solitarias, desaparecieran?

  • Desaparición de cultivos. La producción de muchos cultivos, como la de árboles frutales, frutos secos, especias y algunos aceites, depende completamente de los polinizadores. Las abejas serían, entre ellos, los más importantes.
  • Disminución de la diversidad y biomasa de plantas salvajes. Hasta un 80% de plantas salvajes dependen de la polinización por insectos para reproducirse, como es el caso de muchas aromáticas. La disminución de superficie vegetal conduciría a graves problemas de erosión y desertización.
  • Menor reciclaje de nutrientes del suelo. Con la desaparición de las plantas, el lavado y deposición de nutrientes del suelo iría a la baja.
  • Menor control biológico de plagas. Algunas abejas solitarias son parasitoides de otras abejas solitarias y de otros grupos de insectos (enemigos naturales); su ausencia podría disparar la recurrencia de ciertas plagas.
  • Efectos negativos sobre niveles tróficos superiores. Posiblemente, la desaparición de las abejas se traduzca en una disminución de la diversidad y biomasa de algunas aves que incluyen a las abejas en su dieta. Esto sin contar con los consiguientes efectos en cadena dentro de las redes tróficas.
  • Desaparición de productos derivados, como la miel o la cera.

La UE prohibe el uso de neonicotinoides

Dada esta situación, distintos gobiernos han tratado de limitar desde hace algunos años el uso de pesticidas como parte de las acciones para frenar el declive de las poblaciones de abejas y las consiguientes pérdidas económicas. Por poner algunos ejemplos, desde 2006 la biomasa de abejas melíferas ha disminuido un 40% en EUA, un 25% en Europa desde 1985 y un 45% en Reino Unido desde 2010, según datos publicados por Greenpeace.

Hasta la fecha, las medidas más restrictivas simplemente limitaban el uso de los neonicotinoides en ciertas situaciones o épocas del año. Pero a principios de 2018, la UE, tras la elaboración de un minucioso informe basado en más de 1500 estudios científicos realizado por la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), decidió prohibir definitivamente el uso de los tres neonicotinoides más usados en un periodo máximo de 6 meses en todos sus estados miembros tras demostrar que dañaban a las abejas: imidacloprid, clotianidina y tiametoxam.

¿Se cumplirán los objetivos de este informe? Habrá que esperar…

.           .           .

Aunque lentamente, la lucha contra el uso abusivo de los pesticidas va dando sus frutos. Sin embargo, habrá que ver si el vacío dejado por algunos productos es llenado con otros o si se apuesta por adoptar modelos agrícolas más amistosos con el medio ambiente.

Imagen de portada obtenida de [link].

La insulina: punto a favor para los transgénicos

A pesar de los argumentos y posiciones en contra de los transgénicos, es innegable que la insulina es un gran éxito transgénico. Es imprescindible en algunos tipos de diabetes; y desde que se descubrió la esperanza de vida de las personas diabéticas ha aumentado más de 45 años. Por ello, conozcámosla en detalle.

RECORDATORIO DE LA INGENIERÍA GENÉTICA

La ingeniería genética permite clonar, es decir, multiplicar fragmentos de ADN y producir las proteínas para las cuales estos genes codifican en organismos diferentes al de origen. Es decir, si en un organismo hay una alteración o mutación de un gen que impide que el código genético lo traduzca a proteínas, con las técnicas del ADN recombinante se obtiene un gen sin la mutación en otro organismo. Así, es posible obtener proteínas de interés en organismos diferentes del original del cual se extrajo el gen, mejorar cultivos y animales, producir fármacos y obtener proteínas que utilizan diferentes industrias en sus procesos de elaboración. En otros términos, mediante la ingeniería genética se obtienen los famosos transgénicos.

Ofrecen muchas posibilidades en el uso industrial de los microorganismos con aplicaciones que van desde la producción recombinante de fármacos terapéuticos y vacunas hasta productos alimentarios y agrícolas. Pero, además, tienen un papel prometedor en la medicina y en la cura de enfermedades.

Y es que la consecuencia de obtener un ADN recombinante, a partir de éste, se fabricará una nueva proteína, denominada proteína recombinante. Ejemplo de esto es el caso de la insulina.

¿QUÉ ES LA INSULINA?

La insulina es una hormona producida en el páncreas y con un papel importante en el proceso metabólico. Insulina proviene del latín insulae, que significa isla. Su nombre se debe a que dentro del páncreas, la insulina se produce en las isletas de Langerhans. El páncreas está relacionado con el funcionamiento general del organismo. Se sitúa en el abdomen y está rodeado por órganos como el hígado, el bazo, el estómago, el intestino delgado y la vesícula.

Gracias a ella utilizamos la energía de los alimentos que entran a nuestro cuerpo. Y esto ocurre porque permite que la glucosa ingrese en nuestro organismo. Es así como nos proporciona la energía necesaria para las actividades que debemos realizar, desde respirar hasta correr (Video 1).

Video 1. La insulina, la glucosa y tú (video en inglés con subtítulos en castellano) (Fuente: YouTube)

¿CÓMO FUNCIONA LA INSULINA?

La insulina ayuda a la glucosa a entrar a las células, como una llave que abre la cerradura de las puertas de la célula para que la glucosa, que es el azúcar en sangre, entre y sea utilizada como energía (Figura 1). Si la glucosa no puede entrar porque no hay la llave que abra la puerta, como pasa con las personas que sufren diabetes, se acumula la glucosa en la sangre. Una acumulación de azúcar en sangre puede causar complicaciones a largo plazo. Por eso es importante que las personas diabéticas se inyecten insulina.

7-768x768
Figura 1. Esquema del funcionamiento de la insulina en las células (Fuente: Encuentra tu balance)

¿POR QUÉ INSULINA TRANSGÉNICA?

Primeramente, se utilizaba la insulina obtenida de animales como perros, cerdos o vacas. Pero aunque, sobre todo, la insulina de cerdo era muy similar a la humana, no era idéntica y contenía algunas impurezas. Este hecho provocaba rechazo y, en algunos casos, alergias. Además, al ser obtenida del páncreas de los cerdos, por cada páncreas sólo se conseguía insulina para el tratamiento de 3 días (a más del coste del cuidado del animal). El resultado era de bajo rendimiento y altos costes.

Pero con las insulinas de ADN recombinante se obtiene mayor cantidad a un menor coste. Por este motivo, actualmente, se obtiene la insulina original de un humano de la ingeniería genética, pese a que las insulinas animales siguen siendo una alternativa perfectamente aceptable.

Mediante la ingeniería genética se ha conseguido producir insulina a partir de la bacteria E. coli. Fue en 1978 cuando se consiguió obtener la secuencia de la insulina e introducirla en el interior de la bacteria para que ésta produjera la insulina. Es así como E. coli ha pasado de ser una bacteria corriente a una fábrica de producción de insulina. La insulina se extrae de la bacteria, se purifica y se comercializa como medicamento.

Las ventajas de la insulina “humana”, obtenida por ingeniería genética son el fácil mantenimiento de las bacterias, una mayor cantidad de producción y con menores costes. Además, la compatibilidad de esta insulina es del 100%, no obstante puede haber reacciones debido a otros componentes.

A escala industrial, la producción de proteínas recombinantes engloba diferentes etapas. Estas etapas son la fermentación, en que las bacterias son cultivadas en medios de cultivo nutritivo; la extracción para recuperar todas las proteínas de su interior, la purificación, que separa la proteína recombinante de las otras proteínas bacterianas; y finalmente la formulación, donde la proteína recombinante es modificada para conseguir una forma estable y estéril que puede administrarse terapéuticamente.

Cada una de las anteriores fases implica un manejo muy cuidadoso de los materiales y un estricto control de calidad para optimizar la extracción, la pureza, la actividad y la estabilidad del fármaco. Este proceso puede ser simple o más complejo dependiendo del producto y del tipo de célula utilizada. Aunque la complejidad del proceso aumentaría el costo final del producto, el valor no llegará a sobrepasar el gasto de aislar el compuesto desde su fuente original para llegar a cantidades medicinales, que es lo que hemos demostrado con la insulina. Es decir, que producir insulina humana tiene un coste menor que obtener la insulina de cerdos.

La ingeniería genética permite que numerosas proteínas potencialmente terapéuticas puedan elaborarse en grandes cantidades. Actualmente, existen más de 30 proteínas aprobadas para su uso clínico, además de cientos de genes de proteínas terapéuticas que se han expresado a nivel de laboratorio y que se siguen haciendo estudios para demostrar su adecuación clínica.

REFERENCIAS

  • Ramos, M. et al. El código genético, el secreto de la vida (2017) RBA Libros
  • Alberts, B. et al. Biología molecular de la célula (2010). Editorial Omega, 5a edición
  • Cooper, G.M., Hausman R.E. La Célula (2009). Editorial Marbán, 5a edición
  • Naukas
  • Vix
  • Foto portada: UniversList

MireiaRamos-castella2

Turismo responsable: viajar respetando a los animales

A todos nos gusta viajar y muchas veces buscamos el contacto con la naturaleza. Ésto ocurre especialmente cuando viajamos a países exóticos y buscamos el contacto con animales salvajes. Viajar y respeto por la naturaleza son dos conceptos que deberían de ir de la mano. No es otra cosa que el turismo responsable. ¡Descubre qué puedes hacer para viajar respetando a los animales!

TURISMO RESPONSABLE: VIAJAR RESPETANDO A LOS ANIMALES

Cada vez la gente está más desconectada de la naturaleza, lo que provoca que cuando acudimos a ella no lo hagamos de la mejor forma. ¿Cuántas veces hemos visto fotos de gente con animales salvajes? Si de verdad amas a los animales, buscarás la manera de acercarte a ellos sin que ello ponga en peligro su vida ni su hábitat natural.

¿CUANDO DEBE DE CONSIDERARSE IRRESPETUOSA UNA ACTIVIDAD CON ANIMALES?

Un primer indicador de que debemos de rechazar una actividad que va a ser nociva para los animales es que no se encuentran en su hábitat, pero sobre todo porque realizan comportamientos enfermizos e impropios de su especie. Un encuentro con animales nos debería hacer sentir que todos, junto a ellos, formamos parte de la naturaleza y que compartimos el planeta todos juntos. Recuerda: ¡los animales no están para divertirnos!

De acuerdo con el Tratado Europeo de Amsterdam de 1997, para que los animales gocen de un mínimo bienestar animal deben de:

  • No padecer hambre ni sed.
  • No sufrir molestias.
  • No sufrir dolor, heridas o enfermedades.
  • Tener libertad para expresar su comportamiento natural.
  • No sufrir miedo ni angustia.

Por estos motivos, cuando una actividad ponga en entredicho alguno de estos cinco puntos deberemos de rechazarla.

3 ACTIVIDADES QUE PODRÍAN PONER EN PELIGRO A LOS ANIMALES (Y QUE PODEMOS EVITAR)

AVISTAMIENTOS Y SAFARIS

Según FAADA, cada año se organizan 12 millones de viajes para observar animales salvajes en su hábitat natural, ya sean cetáceos, aves, leones o cualquier otro animal.

turismo responsable, turismo animales, turismo sostenible, turismo, viaje sostenible, viaje animales, contacto naturaleza, turismo responsable animales, safari kenia, kenia, viaje kenia,
Safari en Kenia (Foto: DEMOSH, Creative Commons).

No es difícil imaginar que toda esta cantidad de gente ocupando sus hábitats naturales e interactuando con los animales tiene efectos negativos:

  • Cambios comportamentales y psicológicos, como la reducción del tiempo en que se alimentan o descansan o incluso buscar refugio en otras áreas, en las que podría haber menos alimento y más depredadores.
  • Los animales en época de apareamiento o de cría son especialmente sensibles, de manera que molestarlos en este momento puede tener efectos negativos para la conservación de la especie.
  • Cambios químicos en la sangre por el aumento de las hormonas del estrés o por ser alimentados por los turistas.
  • Transmisión de enfermedades, ya sea de los animales a los humanos o del revés.
  • Sus hábitats naturales también se ven comprometidos.

A pesar de lo que acabamos de decir, este tipo de actividades también pueden suponer un impacto positivo para las especies, como la protección de los hábitats, el financiamiento de proyectos de conservación, la creación de empleo para los locales y educación sobre la fauna y  la necesidad de conservarla. Son ejemplo de ello las Islas Galápagos, que gracias a los avistamientos de fauna salvaje, como las iguanas marinas, se puede mantener el parque nacional, o los tiburones ballena de las Islas Seychelles, que se pueden estudiar gracias al dinero recaudado.

CONSEJOS PARA EL TURISMO RESPONSABLE EN AVISTAMIENTOS Y SAFARIS

Los consejos que se tendrían que seguir varían mucho dependiendo de las especies que vayamos a avistar, pero de forma general deberíamos de tener en cuenta los siguientes:

  • No tomar ni introducir fauna ni flora del lugar que visitamos.
  • No utilices medios de transporte que se desplacen a gran velocidad,  que produzcan mucho ruido o que cambien bruscamente de dirección.
  • No toques nunca a los animales, pues podrías transmitirles enfermedades, infecciones o parásitos (o del revés).
  • No alimentes nunca a los animales, pues podrías modificar sus pautas de conducta, crearles dependencia o incluso sufrir agresiones.
  • No dejes ni un rastro de basura, incluida los restos orgánicos.
  • No provoques a los animales ni intentes atraer su atención.
  • No grites, ni hagas ruidos o movimientos exagerados, pues podrían llegar a interpretarlo como una amenaza.
  • No mantengas el contacto visual con los animales, puesto que algunos lo interpretan también como un desafío.
  • Investiga cuando es la época de reproducción o muda de las especies que quieres avistar y evita ir en este período.
  • Nunca te sitúes entre dos animales, sobre todo entre una madre y su cría.
  • Procura no dañar las plantas, musgos y líquenes mientras caminas o conduces.
  • Respeta el tiempo máximo permitido para el avistamiento.
  • Llama la atención de las personas del grupo o del guía siempre que no se cumplan estas recomendaciones y denúncialo a los organizadores.

REGALOS DE VIAJE

En muchos destinos turísticos podemos encontrar regalos hechos con partes de animales o, incluso, con animales vivos.

turismo responsable, turismo animales, turismo sostenible, turismo, viaje sostenible, viaje animales, contacto naturaleza, turismo responsable animales, regalo, souvenir
Peineta de marfil (Foto: Andreas Praefcke, Creative Commons).

Rechaza regalos o productos con conchas, cuernos, pieles, plumas, dientes, huesos u otras partes.  Recuerda que la venta el marfil, como el de elefante, es totalmente ilegal. Además, algunos objetos pueden estar hechos con conchas de tortugas marinas, como joyas o gafas de sol.  Y como ejemplo final, rechaza cualquier producto de la medicina tradicional asiática hecha con partes de tigre, leopardo, musk, rinoceronte y oso, puesto que también son ilegales.

En cuanto a los animales vivos, como viajero/turista y consumidor, tú tienes el poder de frenar esta industria que pone en peligro a la fauna. Sólo por poner un ejemplo, se conoce de unas 700 especies animales que están en peligro de extinción como consecuencia de la captura de especies exóticas para que sean adquiridas como mascotas. Además, para que un único individuo llegue a la tienda, se estima que hay otros 9 animales que han muerto en el camino.

Comprarlos, además de no ser ético y que podría haber implicado mucha crueldad hacia los animales, podría comportarte muchos problemas legales, puesto que el hecho de que se vendan no significa que sean permitidos.

CONSEJOS PARA EL TURISMO RESPONSABLE EN LOS REGALOS DE VIAJE

  • Nunca adquieras este tipo de productos. Dile al vendedor que quieres otro tipo de producto.
  • Si sospechas de la legalidad de un producto, informa a la policía, a tu tour operador o a la autoridad turística local.
  • Alerta al resto de turistas de esta problemática.

TRADICIONES LOCALES

Muchas veces se abusa de los animales, incluso provocando su muerte, con la excusa de que es una tradición del país o de la región. Un ejemplo de ello son las corridas y fiestas con toros. Como es imposible hablar de todos ellos, aquí nos vamos a centrar en los elefantes en los templos, en los encantadores de serpientes y en la gastronomía.

ELEFANTES EN LOS TEMPLOS

En países hindúes y budistas es fácil encontrar elefantes en los templos, puesto que consideran que les van a traer fortuna y buena suerte. Curiosamente, sí les traen fortuna; el dinero que consiguen de los lugareños que quieren ser bendecidos a cambio de un donativo.

turismo responsable, turismo animales, turismo sostenible, turismo, viaje sostenible, viaje animales, contacto naturaleza, turismo responsable animales, abuso animal, abuso elefantes, elefantes templos
Los elefantes de los templos son utilizados para bendecir a los visitantes a cambio de un donativo (Foto: autor desconocido, Creative Commons).

Estos elefantes son víctimas del estrés, el aburrimiento, la soledad, el dolor físico y el dolor psicológico. Muchas veces permanecen encadenados de por vida en el mismo lugar, de una pata delantera y otra trasera para que no puedan moverse. Esto les suele causar problemas psicológicos y pueden llegar a enloquecer: se puede observar por un balanceo constante de la cabeza.

Evidentemente, tampoco gozan de los requerimientos necesarios: pasan 18 horas diarias buscando comida, se protegen del sol con barro, pasan mucho tiempo en el agua, son altamente sociables, viven en manadas y un largo etcétera.

Tampoco se libran de un largo y sufrido tiempo de entrenamiento, en el cual se les priva de agua y comida y de contacto social, se les limita el movimiento, se les golpea cuando se rebelan y para dominarlos se utilizan ganchos metálicos para golpearles la cabeza y orejas. Te dejamos un vídeo para que lo veas (aviso: es duro).

ENCANTADORES DE SERPIENTES

En países como la india y Marruecos no es extraño encontrar a encantadores de serpientes. No nos engañemos: no es magia, es maltrato.

turismo responsable, turismo animales, turismo sostenible, turismo, viaje sostenible, viaje animales, contacto naturaleza, turismo responsable animales, encantadores serpientes, serpientes
Los encantadores de serpientes no hacen magia, son cómplices del maltrato animal (Foto: Carlos Adampol Galindo, Creative Commons).

En primer lugar, debemos de ser conscientes de que la caza furtiva de estos animales son una causa de su desaparición. De hecho, cada “encantador” utiliza unas 7 serpientes al año. Las especies más utilizadas son las cobras y víboras bufadoras, cornudas y del Magreb, todas ellas muy venenosas.

Además, se les obliga a vivir en cajas de madera de 15 x 40 x 60 cm, en las que suele haber diferentes especies, de manera que la depredación, canibalismo o envenenamiento no son raros.

Para evitar mordeduras, se les cortan los colmillos, se les ata la boca con plástico o, incluso, se utiliza pegamento de manera que sólo puedan sacar la lengua. También se les extirpan las glándulas del veneno para evitar envenenamientos.

¿Por qué se levantan? El motivo es que los “encantadores” utilizan flautas que se parecen a serpientes (a los ojos de las serpientes, claro) y realizan movimientos ondulantes, de manera que responden con intimidación.

GASTRONOMÍA

Viajar es sinónimo de probar otro tipo de gastronomías, es parte de la gracia de viajar. Pero cuando estos platos contienen animales en peligro de extinción o la preparación conlleva sufrimiento animal, debemos de rechazarlos.

turismo responsable, turismo animales, turismo sostenible, turismo, viaje sostenible, viaje animales, contacto naturaleza, turismo responsable animales, gastronomia respetuosa, sopa aleta tiburón, carne ballena, carne animales salvajes
Algunos platos de la gastronomía asiática se cree que tienen propiedades “mágicas”, nada más lejos de la realidad (Foto: autor desconocido, Creative Commons).

Aquí sólo nos centraremos en algunos platos a evitar, pero la lista es larga:

  • Sopa de aleta de tiburón (países asiáticos):  para cocinarlo sólo se utilizan las aletas de los tiburones, de manera que se les cortan estando vivos y el resto del cuerpo se devuelve, con vida al mar, de manera que su destino es sufrimiento hasta llegar a lo más profundo.
  • Huevos de tortuga (Asia y El Caribe): las tortugas se reproducen muy lentamente, así que coger sus huevos sólo pone en peligro su supervivencia.
  • Carne de ballena (Islandia, Japón y Corea): no sólo amenaza su supervivencia, sino que además pone en peligro la salud humana (contiene muchos contaminantes).
  • Carne de animales salvajes (África, Asia y Latinoamerica): el comercio de carne de mono, de oso hormiguero o de trompa de elefante es el motivo principal de su desaparición.

¿Cuál es tu próximo viaje? ¿Tienes prevista alguna actividad de contacto con la naturaleza y los animales? ¿Qué vas a hacer para que esta interacción no comprometa su bienestar y supervivencia? ¡Déjanos tus comentarios!

Foto de portada: pixnio.com

¿Por qué los perezosos son tan lentos?

De aspecto simpático, los perezosos llaman la atención por ser los mamíferos más lentos del mundo, tener pelo verde y unas garras dignas de película de terror. ¿Te atreves a descubrir más?

¿QUIÉNES SON LOS PEREZOSOS?

Los perezosos son animales de costumbres arborícolas (habitan las selvas húmedas de Centro y Sudamérica) y es por ello que podríamos confundirlos con un primate. En realidad pertenecen a un grupo muy diferente, dentro del mismo orden en el que se incluyen los osos hormigueros y tamandúes (Orden Pilosa). Son también parientes (aunque un poco más lejanos) de los armadillos. Actualmente las seis especies existentes se clasifican en perezosos de dos dedos y perezosos de tres dedos, aunque se conocen muchas especies extintas (algunas de ellas gigantes).

Perezoso de tres dedos (Bradypus variegatus). Foto: Stefan Laube

Tienen las patas provistas de garras en forma de garfio que les permiten colgarse perfectamente de las ramas, hasta quedan sujetos si se duermen colgando. Pero por el suelo se arrastran con torpeza con las garras de las patas delanteras, que son más fuertes. El perezoso de tres dedos, además, es un buen nadador.

A diferencia de osos hormigueros y tamandúes, tienen la cara redondeada y no presentan dientes delanteros. Los dientes traseros funcionan como trituradores y crecen continuamente.

Son de hábitos solitarios.

Perezoso de dos dedos (Choloepus hoffmanni). Foto: Masteraah

CAMUFLAJE CASI PERFECTO

Los perezosos se caracterizan por tener un grueso y áspero pelaje, de colores que van del marrón grisáceo al marrón oscuro, negro e incluso blanquecino. Este color, sumado a la lentitud de sus movimientos les permite pasar desapercibidos. En caso de peligro, se quedan quietos y si son descubiertos por sus depredadores propinan un golpe con sus grandes garras.

A pesar de todo, el pelaje de los perezosos puede presentar un color verdoso, debido a algas que crecen entre los pelos. El pelaje externo también es hogar de animales como garrapatas, ácaros, escarabajos e incluso polillas.

green sloth, peresós verd
Perezoso en el que se observa el cambio de color de su pelaje a verde, debido a las algas que crecen encima suyo. Foto: desconocido.

REPRODUCCIÓN

Después del apareamiento, la gestación del perezoso dura 5-6 meses. Nace una sola cría, que se cuelga de la panza de su madre gracias a sus garras bien formadas. Mamará durante un mes, después del cual permanecerá agarrada a la madre para aprender los patrones de alimentación.

Perezoso con su cría. Foto: John Martin

¿QUÉ COMEN?

A diferencia de sus parientes, que se alimentan principalmente  de insectos como hormigas o termitas, los perezosos son folívoros o filófagos, es decir, se alimentan de hojas, brotes y yemas de los árboles (en especial de la Cecropia). Algunas especies complementan su dieta con insectos y con las algas de su pelaje.

Perezoso de tres dedos (Bradypus variegatus) comiendo. Foto: Christian Mehlführer

Se desplazan muy lentamente por los árboles con sus garras en forma de gancho mientras se alimentan. Vivir en los árboles también les resulta una buena estrategia para evitar a sus depredadores (anacondas, águilas arpías, pumas y jaguares, humanos…).

Además de esta lentitud, sus músculos son pequeños y débiles para el tamaño de su cuerpo (tienen un 30% menos de masa muscular que otros mamíferos de su tamaño). Su metabolismo también es extremadamente lento comparado con el de otros mamíferos, tanto es así que su temperatura corporal es baja (unos 30ºC). Los perezosos de tres dedos tienen el metabolismo más lento de todos los mamíferos y los de dos dedos ocupan el tercer lugar, por detrás del oso panda.

¿POR QUÉ SON TAN LENTOS?

Observa en este vídeo los lentos movimientos del perezoso:

Los perezosos son tan lentos que tardarían cinco minutos en cruzar una calle de anchura estándar. Debido a que su alimentación es casi exclusivamente folívora, la energía que obtienen de las hojas es muy escasa. Las hojas apenas tienen energía y la poca que tienen, es muy difícil de extraer. Como todos sabemos, la misma cantidad de carne aportaría más energía. Otros animales herbívoros suplementan su dieta vegetal con frutos secos o fruta, que dan un aporte extra de energía, pero el perezoso no lo hace.

Para contrarrestar este inconveniente, los perezosos presentan dos adaptaciones principales:

  • Estómago muy grande (un tercio de su cuerpo) con varias cámaras para extraer el máximo de energía de las hojas. Ésto conlleva digestiones de cinco o siete días, incluso semanas.
  • Utilización mínima de la energía, que se traduce en no moverse mucho y en utilizar poca energía para el mantenimiento de su temperatura corporal. Para alimentarse sin consumir mucha energía, viven casi permanentemente en los árboles y sólo bajan a tierra una vez a la semana, para defecar o cambiar de árbol si no pueden moverse por las ramas al árbol de al lado. La mayor parte de su tiempo lo emplean en comer, descansar o dormir.

IMPORTANCIA ECOLÓGICA

Los perezosos son grandes dispersadores de semillas y fertilizan el suelo con sus excrementos.

Como se ha comentado antes, en el pelaje de los perezosos viven algas y polillas, entre otros seres vivos. La relación simbiótica que establecen es fascinante. Los perezosos solo bajan de los árboles una vez a la semana para defecar. En ese momento, las polillas depositan sus huevos en las heces del perezoso; las larvas de polilla que salgan de ellos se alimentaran de las heces. Una vez adultas, las polillas vuelan hacia el pelaje del perezoso, donde vivirán y se aparearán. Las polillas muertas serán descompuestas por los hongos que viven en el pelaje, y las transformarán en amonio, fosfatos y nitratos que ayudarán a crecer a las algas. Según se cree, el perezoso complementa su dieta con estas algas, ricas en biolípidos y otros nutrientes.

sloth moth, polilla perezoso, papallona peresós
Relación simbiótica de perezosos, algas, hongos y polillas (clic para ampliar). Fuente: ver imagen

Además,  las especies de micro y macroorganismos que viven en su pelaje tienen sustancias contra bacterias, células cancerosas y parásitos como Plasmodium, responsable de la malaria y Trypanosoma, responsable del mal de Chagas.

ESTADO DE CONSERVACIÓN

De las seis especies conocidas, según la Lista Roja de la IUCN los perezosos de  tres dedos Bradypus pygmaeus y Bradypus torquatus se encuentran en “peligro crítico” de extinción y “vulnerable”, respectivamente. El resto están en “preocupación menor”. Como suele ser habitual, la destrucción del hábitat es la principal amenaza a la que se enfrentan los perezosos actualmente. Debido a su lentitud, son afectados rápidamente por la destrucción de los bosques que conlleva el avance urbano o son atropellados al intentar cruzar las carreteras.

green sloth, perezoso verde, peresós cerd, carretera, road, crossing, cruzando
Perezoso cruzando una carretera. Foto: Ian D. Keating

A pesar de que son totalmente inofensivos, algunas personas también los agreden o matan pensando que son peligrosos.

Desgraciadamente, su cara simpática y aspecto dócil ha llevado a algunas personas a tenerlos como mascotas. Nunca nos cansaremos de decirlo: los animales salvajes no son mascotas. Fuera de su hábitat no se pueden cubrir sus necesidades físicas, nutricionales ni psicológicas. Además, su extracción de la naturaleza es traumática (suelen matar a la madre para capturar a las crías) y el transporte y almacenamiento se dan en condiciones insalubres.

Perezoso enjaulado. Foto: desconocido
Perezosos enjaulado. Foto: desconocido

La protección de su hábitat y leyes a favor de los perezosos son las acciones de conservación prioritarias, además de la existencia de centros de rescate de perezosos heridos o huérfanos.

Cría de perezoso rescatada. Foto: Becca Field

¿QUÉ PUEDES HACER TÚ?

La educación es el pilar más importante para empezar a respetar la naturaleza. Informa a las personas de tu alrededor de las características únicas de estos animales, explica que no son peligrosos para evitar agresiones hacia ellos y hazles comprender el sufrimiento que les supone vivir encerrados como mascotas. Si vives en una zona donde hay perezosos, llama a las autoridades si ves alguno en peligro, intentando cruzar la carretera, por ejemplo.

Si quieres profundizar en el tema, puedes visitar la lección TED-Ed sobre los perezosos, en la que está inspirado este artículo.

Mireia Querol Rovira

Foto de portada: Getty